Errores al lavar tu rostro

Errores al lavar tu rostro

El rostro es la parte de nuestro cuerpo que las mujeres más cuidamos y no estamos informadas de cómo hacerlo.

La piel del rostro es distinta a la del resto del cuerpo y tiene necesidades especificas, es por ello que si sufres de algún problema en tu cutis o deseas tratarlo con más cuidado, acudas con un especialista en la piel.

Existen algunos errores que hacemos al lavar o cuidar nuestro rostro para que los tomes en cuenta y cambies tus hábitos. 

NO TE LAVAS LAS MANOS 

Nuestras manos tocan todo tipo de superficies y objetos que están llenos de suciedad, polvo, gérmenes y bacterias. Y si te lavas la cara sin lavarte las manos llevaras a tu rostro toda esta suciedad y no verás mejoría en ella. Lo más correcto es lavarte las manos antes de iniciar tu rutina facial. 

PRODUCTOS INADECUADOS 

No sabes cual es tu tipo de piel y optaste por usar el mismo jabón con el cual te lavas el cuerpo ¡Es un gran error! Debemos tener un jabón facial o limpiador que sea adaptado a nuestro tipo de piel, estos te ayudarán a eliminar la suciedad, polvo y el maquillaje sin quitar los aceites naturales de la piel. 

NO TENER UNA TOALLA EXCLUSIVA PARA EL ROSTRO 

Secar tu rostro con la misma toalla con la que secas tu cuerpo es otro ¡gran error! Puede que esto sea el detonante de que te salgan imperfecciones en el rostro, además puedes transmitirte algún tipo de alergia. 


Así que ya lo sabes, ahora empieza a tener una toalla exclusiva para tu rostro y seca con delicadeza. 

FROTAR LA PIEL DEMASIADO FUERTE 

Cuando agregues tu limpiador en el rostro, cuida el cómo lo colocas, trata de ponerlo primero en tus manos y frotarlo un poco, después aplícalo a tus mejillas dando un movimiento circular lento así como también en tu nariz, barbilla y frente con movimientos lentos o también es conveniente que lo agregues de forma de abajo hacia arriba. 

TE EXFOLIAS EN EXCESO / NO TE EXFOLIAS 

Se recomienda probar el exfoliante en un punto de la mano antes de utilizarlo en el rostro para ver si resulta muy áspero o no. La Academia Española de Dermatología y Venereología señala que es suficiente con lavar la cara diario y exfoliar el rostro una vez a la semana o una vez al mes en función del tipo de piel y las indicaciones del dermatólogo y siempre utilizando el producto adecuado. 

Ahora es momento de cambiar tu rutina facial y si hacías alguno de estos errores, remediarlo. Nunca es tarde para comenzar a cuidar tu rostro y darle el cuidado que se merece. 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Buscar nuestro sitio


 

WhatsApp