5 TIPS PARA LIMPIAR TUS BROCHAS DE MAQUILLAJE

5 TIPS PARA LIMPIAR TUS BROCHAS DE MAQUILLAJE

Las brochas son instrumentos utilizados por muchas mujeres, ayudan a lograr mejores resultados a la hora de difuminar bases de maquillaje, blush, sombras, iluminadores, etc. Sin embargo, mantener limpias las brochas de maquillaje es importante para evitar que en ellas se acumulen bacterias que puedan dañar la piel o incluso estimulen la aparición del acné.

1. Shampoo

Una forma de mantener tus brochas limpias utilizar shampoo  neutro o shampoo para bebé. Con poca cantidad de estos productos sobre la palma de tu mano, frota en forma de círculos las cerdas de las brochas durante algunos minutos y después enjuaga las cerdas de tus brochas con agua.

2. Aceite de oliva

También, este producto ayuda a eliminar bacterias de tus brochas y evita que las cerdas se resequen. El aceite de oliva es menos agresivo con brochas o pinceles hechos con cabello o fibras naturales.
Remoja las cerdas de tu brocha sobre un poco de aceite, después frótalas sobre una toalla y después enjuaga con agua.

3. Guante de silicona

En tiendas de belleza, puedes encontrar guantes de silicona especializados en la limpieza de brochas y pinceles. Por el tipo de material de estos productos, solo necesitas jabón o shampoo neutro y frotar tus brochas sobre el guante por algunos minutos para eliminar toda la suciedad y bacterias.

4. Productos en spray

Al igual que los guantes, en tiendas de belleza puedes encontrar productos en spray hechos especialmente para las brochas y pinceles. Su fórmula desinfectará tus instrumentos de maquillaje fácilmente. Solo debes aplicar directamente el spray sobre las cerdas y frotarlas sobre una toalla limpia para eliminar la suciedad.

5. Limpiador electrónico

Existen muchas marcas de limpiadores electrónicos para tus brochas, una de las ventajas de usar un limpiador electrónico es que limpia a profundidad y deja a tus brochas más suaves después de lavarlas. Debes agregar un poco de jabón al recipiente para el lavado, dejarlo unos minutos mientras se lava,  después enguatar y dejar secar.

Una vez que secas, solo basta con  pasar nuestros dedos por ellas para que las cerdas queden bien separadas y listas para usar es suficiente, guardarlas verticalmente con las cerdas hacia arriba en su estante o su respectiva bolsa.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Buscar nuestro sitio


 

WhatsApp