Cómo exfoliar tu rostro por tu tipo de piel

Cómo exfoliar tu rostro por tu tipo de piel

Todos los días nuestro rostro está expuesto a mucha contaminación, bacterias y muchas sustancias que no nos favorecen en la piel. Es por eso que debemos darle el cuidado que se merece.

Pero todas las personas tenemos diferente tipo de piel, es por eso que debes tener en cuenta que tipo de piel tienes y sepas qué productos son los buenos para ti y cada cuento debes exfoliarte, porque ¡Ojo! No todas las pieles se exfolian diariamente. 

El principal objetivo de la exfoliación es retirar las células muertas de la superficie de la piel junto a cualquier resto de suciedad o grasa y ayudar a normalizar su renovación celular, que son el paso del tiempo, se va ralentizando. 

A continuación, te enseñamos como exfoliar tu rostro depende tu tipo de piel.

Piel sensible 

 

Las pieles sensibles deben exfoliarse pero con mayor precaución, el objetivo es solamente eliminar las células muertas de la capa externa de la piel. 

Un exceso de producto puede provocar picor, quemazón o aumentar el enrojecimiento. 

Se recomienda exfoliar la piel solo una vez a la semana y con avena. La avena es uno de los exfoliantes naturales más suaves y calmantes, para crear la pasta solo muele la avena y agrega agua hasta formar una pasta y después agrégala a tu rostro. 

Piel grasa o con tendencia a acné 

 

 

Cuando tienes piel grasa las células muertas tiendan a permanecer más tiempo. Puedes aplicarte un exfoliaste granulado después enjuagarte con agua. También es recomendado someterte a un peeling de ácido salicílico, no deben practicarse en casa recuerda ir con un especialista. 

Piele seca

 

 

La exfoliación en pieles secas es imprescindible para asegurarnos de que no se nos deposite sobre la piel una capa de células muertas que impida la buena absorción del producto. 

Puedes aplicarte una pequeña dosis de exfoliante químico a base de ácido glicólico, una vez a la semana. 

Piel mixta

 

La piel mixta pasa de ser normal a ser una piel seca o en algunas partes grasa. Debes tener cuidado en que productos utilizas para tu rostro. 

Para exfoliar y purificar la zona T, es recomendable hacerse una limpieza facial a base de ácido sálicílico o glicólico o de aceite de árbol de té. Para el resto de la cara bastaría con un limpiador facial normal. La exfoliación puedes realizarla dos veces a la semana. 

Piel normal

Las pieles normales tienen producción de sebo equilibrada, la piel normal no es ni demasiado grasa ni demasiado seca. La exfoliación ayuda a eliminar la piel muerta superficial, facilitando la absorción de hidratantes y serums. También reduce la formación de arrugas al aumentar la síntesis de colágeno.

Si tienes piel normal, puedes hacerte exfoliantes caseros con cáscara de naranja, almendras, aceitunas o harina de garbanzo. 

 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Buscar nuestro sitio