Plantas de interior resistentes y fáciles de cuidar

Plantas de interior resistentes y fáciles de cuidar

A estas alturas ya sabrás que las plantas de interior no requieren cuidados muy complejos, pero no está de más hacer un repaso para no olvidarnos de lo esencial: 

Estos son consejos generales y, antes de seguirlos, debes revisar bien los cuidados específicos de tu planta. Las necesidades pueden variar de especie a especie así que tómate un momento para conocer a tus compañeras de piso. 

 

El poto 

Solo tienes que recordar dos cosas: no regar en exceso y evitar luz solar directa. Por lo demás, aguanta muy bien y resulta muy decorativo con sus hojas con forma de corazón de color verde brillante y manchas blancas. Además, nos encantan los potos porque son plantas que se replican con mucha facilidad.  

 

Las cintas, sencillas y muy bonitas 

Las cintas son también un clásico y, como tal, nunca pasan de moda. Son plantas de interior resistentes que se adaptan muy bien a cualquier ambiente. Crecen mucho y rápido, así que necesitarás una maceta profunda. No les debe dar la luz del sol de forma directa y en invierno, basta con que las riegues una vez a la semana; en verano será suficiente cada dos o tres días. 

 

Las aspidistras, resistentes y agradecidas 

Esta especie logrará que el rincón donde la coloques brille gracias a sus grandes hojas verdes. Es muy resistente y requiere muy pocos cuidados. Aguanta muy bien con poco riego y soporta estar en espacios sombríos. Eso sí, coge bastante polvo, así que cuando llueva, sácala al balcón y se limpiará sola (o métela en la ducha y rocíala con agua templada). 

El aloe vera, un clásico 

Una de las plantas suculentas más conocidas del mundo. Es fácil de cuidar, bonita y, encima, tiene propiedades curativas. ¿Qué más quieres para animarte a tener un aloe vera? Necesita buena luz y que no la riegues demasiado. ¡Más fácil imposible! 

Ficus benjamina, decorativo y elegante 

Si buscas plantas de interior que aporten elegancia a tu hogar con pocos cuidados, el ficus benjamina resulta una opción muy aceptable. Necesita luminosidad, pero no luz directa y riegos moderados. Lo único que debes tener en cuenta es que agradece que la pulverices con frecuencia –en verano, a diario.

El espatifilo, un toque de estilo para tu hogar 

De las plantas de interior fáciles de mantener, el espatifilo es una de las más atractivas, con unas flores blancas preciosas que aportarán mucho estilo donde la coloques. No debe darle el sol directo, pero necesita mucha luz. En invierno no la riegues demasiado y en verano intenta hacerlo con más frecuencia. 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Buscar nuestro sitio


 

WhatsApp